fbpx
Seleccionar página
La pregunta que todo el mundo se muere por saber: ¿RPE VS VBT?

Written by Landyn Hickmott

6 junio, 2020

Written by Landyn Hickmott

6 junio, 2020

Written by Landyn Hickmott

6 junio, 2020

0
(0)

LO QUE TODO EL MUNDO SE MUERE POR SABER: ¿RPE VS VBT?

La autorregulación subjetiva (vía RPE; índice de esfuerzo percibido por sus siglas en inglés) y objetiva (vía VBT; entrenamiento basado en la velocidad) han sido respaldadas como superiores al PBT (entrenamiento basado en porcentajes por sus siglas en inglés). Sin embargo, ¿cómo salen de una comparación cara a cara? Acompañadme en el primer estudio que compara estos dos métodos de autorregulación.

Por – Landyn Hickmott, MS(c), CSCS

Puntos clave:

  1. Este estudio fue el primero en comparar la prescripción de la carga basada en VBT y RPE en las mejoras de fuerza de 1RM en sentadillas y press de banca.
  2. El resultado del estudio fue que las personas que habían trabajado en base al VBT mejoraron su 1RM más del doble que las que lo hicieron trabajando en base al RPE, en los ejercicios de sentadillas y press de banca.
  3. Aunque este es el único estudio que compara estos dos métodos de autorregulación, existe una fuerte evidencia que sugiere que lo óptimo sería integrar el VBT con el RPE para individualizar la carga de trabajo.

 

Introducción

¡Wow! Esta fue mi primera impresión al ver los resultados de este estudio. Son ciertamente sorprendentes. A pesar de sus limitaciones, este estudio tiene pruebas que apoyan que el entrenamiento basado en la velocidad (VBT) produjo más del doble de las mejoras en el 1RM en sentadillas y press de banca en comparación con el entrenamiento basado en el esfuerzo percibido (RPE) en el transcurso de un bloque de entrenamiento de 6 semanas (1).

Ahora, algunos de vosotros podéis estar pensando, “¡El VBT es mejor que el RPE!” U, otros podrán estar pensando, “esto es sólo un único estudio”. RPE es mejor que VBT!” Comenzaré esta entrada del blog declarando expresamente que personalmente creo que un marco conceptual que integre tanto el VBT como el RPE es el modelo óptimo para un modelo individualizado y autorregulado de programación de entrenamiento de resistencia. Sin embargo, también debo declarar que lo óptimo es inalcanzable. ¿Por qué? Siempre podemos mejorar. Siempre habrá más investigación, más discusión, más aprendizaje. Si me preguntas, esto es realmente fantástico. Significa que a medida que la ciencia mejora, los entrenadores y los atletas pueden mejorar también.

En la ciencia, normalmente se compara un concepto con otro . ¿Por qué? Como científicos, es nuestro deber asegurarnos de que los cambios en las variables dependientes que se investigan se deben únicamente a manipulaciones en la variable de forma independiente y no a variables externas. En términos más sencillos, los investigadores suelen comparar un concepto con otro  y todo lo demás es igual (o al menos está controlado en la medida de lo posible). En la práctica, esto suele llevar a algunos entrenadores y atletas a pensar que “A” es superior a “B”, o viceversa. Sin embargo, en la práctica, este proceso de pensamiento en blanco o negro de que los conceptos de la literatura científica se excluyen mutuamente es particularmente problemático. ¿Por qué? La literatura científica nos proporciona conceptos a los entrenadores y atletas . Eso es todo. Bueno, en su mayor parte. Ahora nosotros, entrenadores y atletas, que tenemos estos conceptos que nos aporta la literatura, debemos identificar qué conceptos son beneficiosos, cogerlos, y luego aplicarlos en la práctica. Este concepto, que debemos pensar conceptualmente es lo que me gustaría que tuvieras en mente mientras lees este artículo, así como en futuros artículos o si ves mis webinars.

Bien, volviendo al debate VBT vs RPE. Hasta la fecha, sólo ha habido 4 estudios longitudinales que comparan la autorregulación con la carga fija en las adaptaciones de fuerza: dos estudios sobre RPE vs. entrenamiento basado en porcentajes (PBT; 2, 3), y dos estudios sobre VBT vs. PBT (4, 5). Uno de los dos estudios sobre RPE vs PBT demostró adaptaciones de fuerza significativamente mayores para el grupo de RPE (3), mientras que el otro estudio no demostró ninguna diferencia entre los grupos (2). Del mismo modo, uno de los dos estudios sobre la VBT vs PBT demostró unas adaptaciones de fuerza significativamente mayores para el grupo de la VBT(4), mientras que el otro estudio tampoco demostró diferencias entre los grupos (5). Sorprendentemente, el estudio actualmente revisado es el primero que compara estos dos métodos de autorregulación de carga.

 

Métodos

Propósito

El propósito principal de este estudio fue comparar RPE vs VBT en un programa de 6 semanas enfocado en la mejora del rendimiento y la fuerza.

 

Hipótesis

No se proporcionó ninguna hipótesis directa, y los autores parecían no tener prejuicios hacia ninguno de los dos métodos de autorregulación.

 

Pregunta de investigación

¿Qué método de autorregulación de la carga es más efectivo para mejorar el rendimiento en un bloque de entrenamiento de 6 semanas? ¿RPE o VBT?

 

Sujetos

Participaron en este estudio 20 jugadores semiprofesionales de rugby del Reino Unido con un mínimo de 2 años de experiencia en entrenamiento de fuerza (Cuadro 1). Un detalle importante de los sujetos utilizados en este estudio es que todos los sujetos estaban familiarizados con el RPE basado en RIR (Reps en Reserva por sus siglas en inglés), ya que este era el método de prescripción de carga predominante utilizado por el preparadir físico del equipo.

 

Tabla 1. Características de los sujetos

 

Diseño experimental

Este estudio abarcó 12 semanas de duración y se compuso de dos bloques de entrenamiento de 6 semanas: un bloque de fuerza máxima seguido de un bloque de fuerza-velocidad. En otras palabras, un grupo implementó VBT para el bloque de entrenamiento inicial de 6 semanas, seguido de un entrenamiento basado en RPE para el último bloque de entrenamiento de 6 semanas, mientras que el otro grupo realizó lo contrario (Figura 1).

Figura 1. Diseño experimental

 

Este estudio utilizó un diseño cruzado aleatorio; no obstante, no era un auténtico diseño cruzado aleatorio. Aunque los diseños cruzados aleatorios son ventajosos, la forma en que se realizó este estudio expone dos limitaciones fundamentales. En primer lugar, no hubo período de descanso entre los dos bloques de entrenamiento. En segundo lugar, los dos bloques de entrenamiento no eran idénticos. Estos dos puntos son importantes para mitigar los efectos de segundo orden y asegurar que los efectos observados son atribuibles a la condición que se está investigando y no a una exposición previa a un estímulo.

 

Figura 2. Diseño de estudio cruzado aleatorio verdadero
Figura 3. Estudio de diseño longitudinal

 

Protocolo de entrenamiento

Los protocolos de entrenamiento basados en la velocidad (VBT) y el RPE eran idénticos; difiriendo únicamente en su método de autorregulación de la carga. Sin embargo, para ambos grupos se prescribieron cargas que representaran el mismo % de 1RM. En concreto, los autores adoptaron una tabla de valores normativos basada en investigaciones anteriores para establecer la relación entre el porcentaje de 1RM, RPE y VBT (Tabla 2). Una limitación importante de este enfoque es que se ha establecido que la velocidad debe ser individualizada (6); sin embargo, en un entorno de equipo, el uso de perfiles universales de velocidad de carga es típicamente más factible. El bloque de fuerza máxima se componía de 4 sesiones por semana con 3 ejercicios por sesión, mientras que el bloque de fuerza-velocidad se componía de 3 sesiones por semana con 4 ejercicios por sesión. Además, en cada ejercicio, el bloque de fuerza máxima consistía en 8 series de 3 repeticiones a 85 – 90% del 1RM con intervalos de descanso de 90 – 120 segundos, mientras que el bloque de fuerza-velocidad consistía en 6 series de 4 repeticiones a 70 – 80% del 1RM con intervalos de descanso de 120 segundos. El protocolo de entrenamiento específico para el bloque de fuerza máxima y el de fuerza-velocidad se ilustran en la Tabla 3 y la Tabla 4, respectivamente.

Tabla 2. Prescripciones de instensidad
Tabla 3. Bloque 1: Fuerza máxima
Tabla 4. Bloque 2: Velocidad de la fuerza

 

A lo largo de la primera semana de cada bloque de entrenamiento, los sujetos seleccionaron por sí mismos las cargas más apropiadas para la primera serie de cada ejercicio que correspondiera a la intensidad prescrita. En las series siguientes, si la velocidad o RPE correspondía a la intensidad prescrita, no se harían ajustes de carga. Sin embargo, si la velocidad de dos repeticiones cualquiera estaba fuera del rango de velocidad prescrito o si el RPE registrado estaba fuera del rango de RPE prescrito, la carga se aumentaba o disminuía en consecuencia. Con independencia del número de repeticiones que estuvieran fuera del rango de velocidad prescrito o de lo lejos que estuviera el RPE registrado del RPE prescrito, la carga se ajustaba 5 kg y 1 kg en los ejercicios con barra y con mancuernas, respectivamente. La carga utilizada para la primera serie de las siguientes sesiones de entrenamiento, sería la carga que se utilizó en la última serie de la sesión anterior. Una limitación en la prescripción de la carga para el grupo de VBT es que se utilizó el acelerómetro de la marca PUSH, el cual se ha demostrado que tiene una validez (precisión) y una fiabilidad (consistencia) significativamente menores que el transductor de posición lineal Vitruve en la medición de la velocidad de la barra.

 

Análisis estadístico

Este estudio analizó los datos con inferencias basadas en la magnitud (IBM); un método de análisis de datos que ha ganado cierta popularidad en los estudios de ciencias del deporte en los últimos años. Sin profundizar en detalles excesivos, sólo una minoría de los investigadores son partidarios de este método estadístico, mientras que la mayoría de los estadísticos no lo son. En resumen, en los estudios de ciencias del deporte que comprenden tamaños de muestra pequeños a moderados, las inferencias basadas en la magnitud reducen sustancialmente las tasas de error de tipo II; sin embargo, inflan sustancialmente las tasas de error de tipo I. En la figura 4 se ilustra el error de tipo I y tipo II.

 

Figure 4. Errores Tipo I y Tipo II

 

Resultados

La fuerza en sentadillas y en el press banca se evaluaron antes del protocolo de entrenamiento, después del bloque de fuerza máxima inicial de 6 semanas, y después del último bloque de fuerza-velocidad de 6 semanas. Los resultados se presentan como el cambio de fuerza promedio de cada método de autorregulación. El cambio promedio en el 1RM en sentadillas para el grupo de VBT fue del 7,5%; por lo tanto, para dar un ejemplo, el grupo de VBT puede haber aumentado su 1RM de sentadillas en un 6,5% durante el primer bloque de entrenamiento, y en un 8,5% durante el segundo bloque de 6 semanas. Por desgracia, basandonos en la presentación de los resultados es imposible determinar el cambio de fuerza después de cada bloque de entrenamiento de 6 semanas. Preferiblemente, habría apreciado que los autores informaran los cambios en el 1RM después de la finalización de cada bloque, para discernir los efectos de segundo orden.

Ahora, abramos el telón y veamos los resultados específicos de este estudio (Figura 5). Las mejoras en el 1RM del grupo VBT fueron significativamente mayores y más del doble que en el grupo RPE tanto en la sentadilla (p = 0,00001) como en el press de banca (p = 0,003). El 1RM en sentadillas mejoró 7,5 ± 1,5 y 3,5 ± 0,8% en el grupo VBT y el grupo RPE, respectivamente. En el press de banca, el 1RM mejoró 7,7 ± 2,1 y 3,8 ± 0,9% en el grupo VBT y RPE, respectivamente. Además, los valores de los efectos fueron de 1,37 y 0,98 a favor del grupo VBT para las sentadillas y el press de banca, respectivamente.

 

Figura 5

 

Discusión

En la primera comparación cara a cara entre VBT y RPE para la prescripción de la carga, fue indiscutiblemente claro que el VBT era el campeón. Sin embargo, la verdadera pregunta es: ¿por qué? ¿Por qué el VBT salió campeón? Primero, enfoquémonos únicamente en este estudio. Segundo, comparémoslo con los anteriores estudios sobre prescripción de carga.

 

¿Por qué parece que el VBT obtiene beneficios superiores al RPE?

El primer aspecto de este estudio que me llama la atención es mi hipotética diferencia entre RPE y RIR. Para explicarme mejor, la evidencia previa ha demostrado que los individuos tienden a subestimar considerablemente sus calificaciones subjetivas de RPE (7). Además, basándome en datos anteriores de Helms y otros (2018), cuando se equipara el volumen de series, el entrenamiento en RPE más alto tiende a ser superior al entrenamiento en RPE más bajo para las adaptaciones de fuerza. En ese estudio, a pesar de que un grupo utilizó RPE para prescribir la carga y el otro utilizó porcentajes de 1RM para prescribir la carga, los sujetos proporcionaron valores de RPE en cada serie a lo largo de todo el estudio de 8 semanas. Los valores promedio de RPE en la sentadilla fueron significativamente más altos (p = 0,04) para el grupo de RPE (7,2 ± 0,3) comparado con el grupo de PBT (6,5 ± 1,0). Además, los valores promedio de RPE en el press de banca fueron significativamente más altos (p < 0.001) para el grupo RPE (7.3 ± 0.3) comparado con el grupo PBT (5.8 ± 1.0).

En el estudio actualmente revisado, ¿por qué el VBT dio lugar a mejoras del 1RM significativamente mayores en comparación con el RPE si se pretendía igualar los porcentajes de 1RM para ambos grupos? El grupo de RPE era muy probable que entrenara a una proximidad menor del fallo y a una intensidad relativa menor que la prevista en la recomendación; sin embargo, el grupo de VBT lo más probable es que entrenara lo suficientemente lejos del fallo y con la intensidad relativa debidamente prescritas. Hay que tener en cuenta que el RIR previsto para el bloque de fuerza máxima y el bloque de fuerza-velocidad fueron de 1,25 y 2,5 en promedio. La figura 6 ilustra lo que yo supongo que puede haber sido la proximidad del fallo en términos de repeticiones en reserva (RIR) entre los grupos de VBT y RPE. Obsérvese que las barras de error son aproximadamente las mismas tanto para el grupo VBT como para el RPE. ¿Por qué es así? El grupo VBT no utilizó perfiles de carga-velocidad individualizados; por lo tanto, aunque en promedio la mayoría de los sujetos se acercaban más al RIR previsto, muchos se encontraban más probablemente en algún lugar por encima o por debajo de ese RIR previsto. Por supuesto, esperaríamos estas barras de error con el grupo RPE, ya que las puntuaciones de RPE tienden a ser inexactas.

Figura 6

 

La segunda razón principal por la que creo que la velocidad puede superar al RPE se debe al componente inherente de feedback que posee la velocidad. “Landyn, te tomas tu entrenamiento tan en serio” o “Landyn, ¿por qué te tomas tus calentamientos tan en serio?” o “Landyn, ¿por qué levantas tan explosivamente durante cada repetición”. Estas son preguntas comunes que recibo. Entreno con intención; siempre he entrenado con intención. Sin embargo, creo que incorporar la velocidad en el entrenamiento hace que el entrenamiento intencional sea mucho más prominente. Cada sesión, cada serie, cada repetición es una competición entre tú y la velocidad. ¿Suena tonto, no? No, tenemos datos que apoyan que el feedback de velocidad mejora tanto la competitividad como la motivación para entrenar (8). Por último, cuando se está en un ambiente de equipo, se crea una atmósfera competitiva en torno a la velocidad entre los compañeros de equipo en un intento de levantar más rápido que los demás. En otras palabras, ya entrenes solo o con compañeros, el componente inherente de feedback que posee el VBT te otorga un beneficio extra.

La tercera principal razón por la que creo que el VBT proporcionó un beneficio adicional sobre el RPE se basa en la razón anterior. La incorporación de VBT asegura que cada repetición se realice a propósito con la máxima velocidad concéntrica posible. Pues bien, se ha demostrado científicamente que el entrenamiento levantando a la máxima velocidad concéntrica produce mejoras superiores en el 1RM tanto para la sentadilla (9; ES: 0,63 frente a 0,15) como para el press de banca (19; 18,2 frente a 9,7%). Con cautela argumentaría que, en promedio, los individuos que usan el RPE, aunque no levantarán lento como a la mitad de la velocidad concéntrica posible, probablemente no impriman una velocidad concéntrica máxima completa en cada repetición, especialmente cuando las repeticiones por serie son más altas, ya que al no tener feedback objetivo con respecto a la repetición anterior, se suele descuidar esta faceta.

 

Estudios PBT vs RPE

En la introducción mencioné que actualmente hay cinco estudios que investigan ambos métodos de autorregulación (VBT y RPE). Ahora, veamos los resultados específicos de cada estudio. Una vez más, un estudio sobre cada tipo de método de autorregulación (VBT o RPE) demostró mejoras de fuerza significativamente mayores sobre el PBT tradicional. Comparemos los resultados del estudio actualmente revisado con los de estudios anteriores, centrándonos primero en los estudios de PBT vs RPE.

Los cambios porcentuales en 1RM de sentadilla y press de banca en el estudio actualmente examinado del grupo de VBT, son ligeramente inferiores a los del otro grupo (RPE en este caso) de Helms y otros (2018), que fue un estudio de entrenamiento de 8 semanas de duración, y de Graham y Cleather (2019), que fue un estudio de entrenamiento de 12 semanas de duración (Cuadro 5). Sin embargo, el cambio porcentual de 1RM para el grupo de RPE es aproximadamente un tercio del reportado por Helms y otros (2018) y Graham & Cleather (2019). Además, el cambio porcentual de 1RM en press banca para el grupo de RPE es aproximadamente la mitad del reportado por Helms et al. (2018). ¿Por qué es así? Pues, lo más probable es que porque en el presente estudio la sentadilla sólo se entrenó una vez por semana durante el bloque 1, y la sentadilla ni siquiera se entrenó durante el bloque 2, se entrenó la sentadilla en el box. Además, el press banca y el press banca inclinado se entrenaron una vez por semana durante el bloque 1, mientras que durante el bloque 2, el press banca se entrenó dos veces por semana y el press inclinado una vez por semana. Sin embargo, en el estudio de Helms y otros (2018) las sentadillas y el press banca se entrenaron 3 veces por semana. Adicionalmente, en el estudio de Graham y Cleather (2019), la sentadilla y la sentadilla frontal fueron entrenadas una vez por semana en días separados. En otras palabras, las frecuencias más altas de entrenamiento y el volumen de la sentadilla y el press banca, así como una longitud mayor en el bloque del estudio de Helms et al (2018) y de Graham and Cleather (2019) podrían explicar la discrepancia en estos hallazgos.

 

Tabla 5. PBT vs RPE Estudios de entrenamiento a largo plazo

 

Estudios PBT vs VBT

Los dos estudios sobre PBT vs VBT se ilustran en la Tabla 6. En general, los cambios en el 1RM de sentadillas y press de banca del grupo de VBT en este estudio, se alinean con las conclusiones de Dorrell y otros (2019), que también fue un estudio de entrenamiento de 6 semanas. Sin embargo, las conclusiones de Dorrell y otros (2019) son levemente superiores, lo que probablemente se deba en gran medida al protocolo de entrenamiento de fuerza empleado mucho más agresivo. Sin embargo, ¿por qué Orange et al. (2017) no observaron ninguna diferencia entre PBT y VBT? Sin entrar en detalles, el protocolo de entrenamiento de fuerza en el estudio de Orange et al. (2017) simplemente no fue lo suficientemente agresivo como para observar ninguna diferencia entre los grupos, y la sobrecarga progresiva fue mínima.

 

Tabla 6. PBT vs RPE Estudios de entrenamiento a largo plazo

 

Futuro

Ahora que tenemos un estudio de entrenamiento a largo plazo que compara el RPE con los perfiles de carga-velocidad para la prescripción de la carga, el siguiente paso es comparar los perfiles de carga-velocidad individualizados, con el entrenamiento individualizado basado en PBT y el entrenamiento basado en RPE. Siendo realistas, alguien probablemente esté realizando un estudio similar a este en algún lugar, y todavía no lo sabemos. Sé que este estudio actualmente revisado era uno muy esperado, pero nadie sabía cuándo iba a llegar.

Mi hipótesis de los resultados de un estudio de entrenamiento de fuerza de 8 semanas comparando estos tres métodos de autorregulación de la carga se esbozan en la figura 7. Para aclarar, no creo que los sujetos deban entrenar a un RPE 8 prescrito (2 RIR) para la totalidad del estudio, sino que simplemente lo he presentado aquí para facilitar la interpretación. Creo que el grupo individualizado de VBT estaría cumpliendo prácticamente todas las semanas con el RIR prescrito. Creo que el grupo de RPE típicamente tendería a subestimar su RIR en promedio. Sin embargo, como la mayoría de los sujetos obtenidos para los estudios no están familiarizados con la escala de RPE basada en RIR antes de la participación, sus calificaciones subjetivas de RPE podrían mejorar ligeramente con el tiempo y podrían acercarse más al RIR prescrito hacia el final del estudio, pero sigo pensando que esto estaría muy lejos. Por último, creo que el grupo de PBT individualizado estaría muy cerca de su RIR al principio; sin embargo, a medida que el estudio se desarrollara, lo más probable es que su RIR fuera cada vez mayor, ya que su 1RM inicial sería menor a su 1RM real. En general, creo que las adaptaciones de fuerza serían significativamente mayores para el grupo de VBT en comparación con el grupo de RPE y PBT. Además, creo que las ganancias en el grupo de RPE serían ligeramente superiores a las del grupo PBT individualizado, pero sin ninguna diferencia estadísticamente significativa entre ellas.

 

Figura 7

 

Aplicación práctica

Conceptual. Ahí está esa palabra otra vez. Podrías decir: “Landyn, ¿no has terminado con esa palabra?”. Mi respuesta “lo siento, pero no”. Aparentemente, digo lo siento mucho; supongo que es algo canadiense. De todas formas, basado en mi experiencia como estudiante e investigador, así como entrenador y atleta, creo que el modelo “óptimo” para un enfoque individualizado y autorregulado es un marco conceptual que integre VBT, RPE y % de 1RM. Si estás interesado en cómo desarrollar este modelo para el levantamiento de pesas y aplicarlo en la práctica en tu propio entrenamiento, por favor, echa un vistazo a mi Seminario Original. Si disfrutaste del Seminario Original y buscas algo más avanzado, por favor échale un vistazo a mi Serie de Seminarios.

 

Resumen

No hay mucho más que decir, la velocidad ha ganado en este estudio. Como resumen de las ventajas limitaciones de este estudio, presento la tabla 7 y 8 respectivamente.

Tabla 7. Ventajas
Tabla 8. Limitaciones

 

Conclusiones clave:

  1. En el primer estudio que compara VBT vs RPE para la prescripción de la carga de entrenamiento, el VBT es el claro ganador.
  2. Hay varias explicaciones probables de por qué la velocidad superó al RPE en este estudio: mayor proximidad al RIR prescrito, un entrenamiento más intencional y una velocidad concéntrica promedio más rápida.
  3. Los atletas deben realizar sus propios perfiles de carga-velocidad individualizados haciéndose uso del VBT pero también del RPE y PBT para lograr el resultado óptimo.

 

Referencias

  1. Shattock, K, and Tee, JC. Autoregulation in resistance training: a comparison of subjective versus objective methods. The Journal of Strength and Conditioning Research [Epub ahead of print], 2020.
  2. Helms, ER, Byrnes, RK, Cooke, DM, Haischer, MH, Carzoli, JP, Johnson, TK, Cross, MR, Cronin, JB, Storey, AG, and Zourdos, MC. RPE vs percentage 1RM loading in periodized programs matched for sets and repetitions. Frontiers in Physiology 9: 247, 2018.
  3. Graham, T, and Cleather, DJ. Autoregulation by “repetitions in reserve” leads to greater improvements in strength over a 12-week training program than fixed loading. The Journal of Strength and Conditioning Research, [Epub ahead of print], 2019.
  4. Dorrell, H, Gee, TI, and Smith, MF. Comparison of velocity-based and traditional percentage-based loading methods on maximal strength and power adaptations. The Journal of Strength and Conditioning Research 34(1): 46 – 53, 2020.
  5. Orange, ST, Metcalfe, JW, Robinson, A, Applegarth, MJ, and Liefeith, A. Effects of in-season velocity- versus percentage-based training in academy rugby league players. International Journal of Sports Physiology and Performance Oct 30: 1 – 8, 2019.
  6. Helms, ER, Storey, AG, Cross, MR, Brown, SR, Lenetsky, S, Ramsay, H, Dillen, C, and Zourdos, MC. RPE and velocity relationships for the back squat, bench press, and deadlift in powerlifters. The Journal of Strength and Conditioning Research 31(2): 292 – 297, 2017.
  7. Zourdos, MC, Goldsmith, JA, Helms, ER, Trepeck, C, Halle, JL Mendez, KM, Cooke, DM, Haischer, MH, Sousa, CA, Klemp, A, and Byrnes, RK. Proximity to failure and total repetitions performed in a set influences accuracy of intraset repetitions in reserve-based rating of perceived exertion. The Journal of Strength and Conditioning Research [Epub ahead of print], 2019.
  8. Weakley, JJS, Wilson, KM, Till, K, Read, DB, Darrall-Jones, J, Roe, GAB, Phibbs, PJ, and Jones, B. Visual feedback attenuates mean concentric barbell velocity loss and improves motivation, competitiveness, and perceived workload in male adolescent males. The Journal of Strength and Conditioning Research, 33(9), 2019.
  9. Pareja-Blanco, F, Rodriguez-Rosell, D, Sanchez-Medina, L, Gorostiaga, EM, and Gonzalez-Badillo, JJ. Effect of movement velocity during resistance training on neuromuscular performance. International Journal of Sports Medicine 35(11), 916 – 924.
  10. Gonzalez-Badillo, JJ, Rodriguez-Rosell, D, Sanchez-Medina, L, Gorostiaga, EM, and Pareja-Blanco, F. Maximal intended velocity training induces greater gains in bench press performance than deliberately slower half-velocity training. European Journal of Sports Science 14(8), 772 – 781.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

También te puede interesar...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FINANCIADO POR

FONDO EUROPEO DE DESARROLLO REGIONAL
UNA MANERA DE HACER EUROPA

Este proyecto en el marco del Programa ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno

GUÍA VBT GRATUITA