fbpx
Seleccionar página
La importancia de conectar las ciencias del deporte y el entrenamiento

Written by Elena Ollero Corvo

18 noviembre, 2020

Written by Elena Ollero Corvo

18 noviembre, 2020

Written by Elena Ollero Corvo

18 noviembre, 2020

0
(0)

Mi nombre es Jason Tremblay. Tengo 28 años y soy profesional en Strength and Conditioning, diseñador de plantillas de ciencias del deporte para los Calgary Flames, y dueño de la empresa The Strength Guys Inc., con una licenciatura en Salud y Educación Física así como Certificado de Entrenador Personal de la Universidad Mount Royal en Calgary, Alberta. Durante los nueve primeros años de mi carrera, he tenido la suerte de entrenar al mejor levantador de 2019 en la IPF, 3 veces campeón mundial de la IPF, 4 campeón continental, 4 veces campeón de la Copa Mundial Universitaria y 18 veces campeón nacional en competiciones afiliadas a la IPF. También he tenido el privilegio de aprender de algunas de las mentes más brillantes en fuerza y acondicionamiento como mentores, incluyendo a Carlo Buzzichelli, Brett Bartholomew, Natalie Kollars, Dan Noble, Ben Esgro, Matt Gary, Eric Helms, Alan Selby, y Ryan van Asten, así como a los miembros de nuestro personal aquí en el TSG.

Agradezco a Vitruve su apoyo a los entrenadores y atletas de The Strength Guys, incluyendo a mis colegas Alfred Jong y Nicola Paviglianiti, y al atleta del TSG y mejor levantador de Canadá del 2020, Ben Langley. Todos ellos escribirán aquí en el blog de Vitruve en las próximas semanas y meses.

Mi carrera no es la típica de un profesional del Strength and Conditioning. No empecé a entrenar con una experiencia como atleta de alto nivel competitivo. Yo era un chico con sobrepeso de 16 años que lidiaba con la depresión y que usaba el entrenamiento para cambiar mi salud, y que además, me enseñó un nuevo camino profesional cuando más lo necesitaba. El entrenamiento de Powerlifting y The Strength Guys llegaron y terminé entrenando a Taylor Atwood para su  primer Campeonato Nacional de la USAPL en 2014 antes de que yo mismo hubiera competido.

Tampoco te escribo hoy como alguien que “lo ha logrado” aún como científico del deporte. Como todos los excelentes entrenadores jóvenes de Strength and Conditioning y deportes de fuerza de hoy en día, sigo trabajando para mejorar mi trabajo y encontrar mejores soluciones de rendimiento para las personas de todos los ámbitos de la vida que me confían sus objetivos de salud y rendimiento.

Entonces, ¿por qué me siento cualificado para escribir sobre cómo cerrar la brecha entre las ciencias del deporte y el entrenamiento? Es porque este es mi camino. He tenido que recurrir al auto aprendizaje para aprender muchas de las habilidades y lecciones que sólo el entrenamiento o las experiencias deportivas pueden enseñar. Dicho esto, también he tenido que aprovechar mis habilidades como persona creativa, innovadora y organizada para trazar un camino para que mis atletas y empleados tengan éxito y para demostrar que pertenezco y tengo valor en los entornos de alto rendimiento.

Me he dado cuenta de que parece existir un conjunto de problemas comunes entre los entrenadores. Con los avances en la investigación de la ciencia del deporte, los métodos y la disponibilidad de equipos, los entrenadores ahora tienen acceso a más datos sobre su clientela que hace décadas. Un ejemplo clásico de cómo ha progresado la ciencia del deporte está aquí en la página de Vitruve. Ahora puedes acceder a la tecnología del encoder de posición lineal para realizar un entrenamiento basado en la velocidad por miles de dólares menos en comparación con la tecnología disponible hace un par de años. Los deportes de fuerza y el acondicionamiento se están alejando de los métodos cualitativos y se están acercando a métodos más cuantitativos en la forma en que prescribimos el entrenamiento y describimos el rendimiento.

Un simple consejo que puede hacer el análisis de datos más perspicaz, aumentar la eficiencia y mejorar la comunicación de los datos a los atletas es empezar a documentar. Una de las primeras y más importantes lecciones que aprendí durante las numerosas prácticas de strength and conditioning fue el estándar de documentación requerido por los grandes entrenadores con los que he trabajado. Esta lección sólo se cimentó y se construyó sobre el estándar de información que mantiene el Departamento de Strength and Conditioning del Calgary Flames. La diferencia entre el sector privado S&C y el equipo profesional S&C es la integración. El equipo de S&C de Flames está integrado en una red que se comunica con el equipo de Atletismo y Fisioterapia y el personal de entrenamiento sobre el nivel de rendimiento de los jugadores. Estas son conversaciones que no se pueden tener de manera consistente sin documentar el rendimiento y las lesiones de los jugadores.

Lo que me llevé de esta experiencia a mi práctica en el sector privado es que debería documentar la información sobre salud y rendimiento. Al hacerlo, tendré la capacidad de facilitar conversaciones basadas en datos con otros profesionales de la red del atleta, como asistentes de los entrenadores, profesionales de la nutrición, psicólogos deportivos o fisioterapeutas. Estas conversaciones me han llevado a discusiones fructíferas sobre lo que puede estar contribuyendo más al progreso o a la falta de progreso de un atleta, cuando el plan de nutrición de un atleta debe ajustarse a diferentes objetivos, y qué variables de gestión de la carga pueden haber contribuido a un dolor o lesión – y también ha mejorado nuestro profesionalismo porque tenemos nuestra propia forma de registros de salud del atleta para referencias futuras.¿Qué deberías documentar? La respuesta más directa es cualquier información que sea útil para tí. Aquí hay ejemplos de cómo mantenemos registros de la salud del atleta, evaluaciones y resultados de las competiciones.

Documentación de lesiones

  • Estado de salud (activo, inactivo, dolor física – parcial, completo o sin pérdida de tiempo)
  • Peso corporal
  • Fecha de la lesión
  • Parte del cuerpo
  • Tipo (enfermedad, hueso, cartílago, articulación, músculo, tendón, etc.)
  • Breve descripción de la lesión y los síntomas

Evaluaciones

  • Carga
  • Repeticiones realizadas
  • RPE de la Última repetición
  • Velocidad de la última repetición
  • Cambio de e1RM
  • Nuevo e1RM

Competición

  • Título
  • Categoría
  • División
  • Peso corporal
  • Puesto
  • Intentos y resultados de sentadillas
  • Intentos y resultados del press de banca
  • Intentos y resultados de peso muerto
  • Notas de rendimiento (¿Cuáles fueron los principales inhibidores de rendimiento para esta competición? ¿Qué fue bien en esta competición?)

 

La forma en que un entrenador elige documentar el rendimiento no tiene por qué ser extravagante o muy complejo. Almacenamos esta información en una simple tabla de Excel, en la que cada sección corresponde a la misma fila que los datos de entrenamiento de esa semana.Un segundo consejo que puede mejorar la calidad del programa de un entrenador es empezar a medir y comparar sus intervenciones de entrenamiento con la variable principal de rendimiento. Para que se tomen decisiones basadas en los datos, creo que se debe hacer un seguimiento, comparar y visualizar conjuntamente una métrica descriptiva del plan (es decir, volumen de entrenamiento, intensidad de entrenamiento, frecuencia de entrenamiento) y una variable de rendimiento (es decir, e1RM). Esta forma de análisis puede mostrar la importancia de  la correlación o la falta de ella entre la carga de trabajo de entrenamiento y el resultado.

Echa un vistazo a la correlación entre el volumen semanal (eje Y a la izquierda) y e1RM (eje Y a la derecha) del campeón mundial y mejor levantador del IPF Taylor Atwood. Taylor ganó su 2º Campeonato Mundial y el primer premio al mejor levantador durante la semana 33 de este año de entrenamiento. Nosotros (su equipo de entrenamiento) pudimos ver una relación entre el alto volumen y el período de disminución de la semana 27-30 y el aumento de e1RM hecho en la semana 30. ¿Qué conclusión sacamos de esto? La cantidad de volumen que realizamos a una alta intensidad cerca de la competición le ayudó a progresar.

Otro ejemplo dentro de este mismo gráfico está en las semanas 40-48. Después del Campeonato Mundial, permitimos que Taylor disfrutara de unas vacaciones sin el estrés del entrenamiento. Rápidamente tuvimos que aumentar la carga de entrenamiento de nuevo para prepararnos para los Raw Nationals en la semana 51. Utilizando un enfoque similar al que había funcionado en la preparación del Campeonato Mundial de la IPF meses antes, vimos que el rendimiento de Taylor aumentó a nuevos máximos. Este alto nivel de volumen e intensidad de entrenamiento también expuso una debilidad en los músculos estabilizadores de las caderas, lo que llevó a una lesión sufrida a dos semanas de la competición. La conclusión que hicimos de esto es que el aumento de la carga podía haber sido demasiado, demasiado pronto. Avanzando, decidimos que incrementos similares de carga deberían ser precedidos por un período de entrenamiento de menor intensidad y mayor volumen. Este período de entrenamiento preparatorio podría mejorar la tolerancia a la carga y la capacidad de trabajo y aprovechar el posible efecto protector de mantener una alta carga de entrenamiento crónica.

Estos son dos ejemplos de cómo mirar un gráfico sencillo de volumen semanal y 1RM estimado y hacer inferencias sobre lo que mejora el rendimiento y aumenta el riesgo de lesiones. Esta forma de análisis es fundamental para salvar la brecha entre la ciencia del deporte (medición, seguimiento y documentación) y el entrenamiento (planificación, implementación, enseñanza, inspiración y responsabilidad de los atletas).

Un tercer consejo sencillo para salvar la brecha entre la ciencia del deporte y el entrenamiento es realizar evaluaciones basadas en datos. De la misma manera que un profesor no esperaría hasta el examen final para evaluar el nivel de comprensión de sus alumnos, un entrenador no debería esperar hasta la competición para intentar comprender el nivel de rendimiento del atleta. Las evaluaciones son como las pruebas en la escuela; nos permiten entender mejor si el atleta está logrando el estímulo de entrenamiento deseado. Si las evaluaciones muestran que el entrenamiento funciona, el entrenador puede confirmar que la estrategia de entrenamiento es efectiva. Si las evaluaciones muestran que el entrenamiento no está funcionando, el entrenador puede hacer los ajustes necesarios al plan para hacerlo progresivo. Aquí hay ejemplos de las diferentes categorías de evaluación que nuestro grupo puede utilizar.

Diario

– Controlar la velocidad concéntrica media de los ejercicios principales.

– Monitorizar la velocidad calculada de e1RM de los ejercicios principales.

 

Semanalmente

– Realiza un test de carga-velocidad para el calentamiento específico.

– Trabaja hasta un conjunto de intensidad máxima y míralo con RPE o velocidad concéntrica media.

 

Mensual/Situacional

– Prueba directa de 1RM.

– Realiza una evaluación de fuerza AMRAP (tantas repeticiones como sea posible) con un tope de 2 repeticiones por encima del RM.

La creación de un registro histórico de estos resultados de evaluación nos permite describir cómo ha cambiado el rendimiento de un atleta a lo largo del tiempo y ayuda a realizar futuras intervenciones en el plan de entrenamiento.

El cuarto y último consejo para este blog es crear un sistema de entrenamiento basado en datos que contenga los componentes discutidos en este blog. Esforzarse por crear un sistema que gire en torno a la documentación, el análisis de datos y las evaluaciones puede ayudar a salvar la brecha entre la ciencia del deporte y el entrenamiento y proporcionar al entrenador nuevas perspectivas, estrategias y, con suerte, nuevos resultados de rendimiento y salud para los atletas que entrenamos.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

También te puede interesar...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FINANCIADO POR

FONDO EUROPEO DE DESARROLLO REGIONAL
UNA MANERA DE HACER EUROPA

Este proyecto en el marco del Programa ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno

GUÍA VBT GRATUITA

BLACK WEEK for LIMITED TIME! Up to 30% OFF!
+