fbpx
Seleccionar página

NUESTRA MISIÓN

El cuerpo humano tiene un techo de rendimiento, de forma genética estamos predispuestos a alcanzar un nivel el cual no vamos a poder sobrepasar nunca. Pero la realidad es que el 99% de las personas ni si quiera se han acercado a tocarlo. La única forma de desbloquear todo nuestro potencial es conociendo nuestro cuerpo y trabajando de forma inteligente.

Oscar Repiso

Oscar Repiso

CEO & Co-Founder

Iker Zubizarreta

Iker Zubizarreta

CTO & Co-Founder

“Si pudiésemos medir la velocidad máxima de los movimientos cada día y con información inmediata, éste sería posiblemente el mejor punto de referencia para saber si el peso es adecuado o no. Un descenso determinado de la velocidad es un indicador válido para suspender el entrenamiento o bajar el peso de la barra.”

González Badillo, 1991

¿Cómo sabemos si el entrenamiento que realizamos en el gimnasio es efectivo y nos va a hacer mejorar, y no nos vamos a lesionar?

El proyecto VITRUVE nació de la inquietud de dos jóvenes ingenieros, a la edad de 20 años, amantes de los deportes de fuerza y los avances científicos. Pronto tuvieron la necesidad de medir la velocidad de ejecución para controlar sus entrenamientos, pues la ciencia llevaba cerca de 20 años estudiando este campo, y cada vez era más evidente que era el mejor método de entrenamiento y el único que arrojaría datos objetivos. Pero surgió un problema: no había herramientas de medición de la velocidad a un precio asequible para su bolsillo. Rápidamente Iker se montó su propio encoder en una caja de zapatos, totalmente funcional pero algo rudimentario.

Al conocer ese dispositivo Oscar quiso uno igual, y así vieron que cada vez más gente quería ese aparato montado en una caja de zapatos, con lo que Iker y Oscar se embarcaron en la labor de estandarizar ese producto y comercializarlo a los cientos de entrenadores y atletas que demandaban uno. Con el feedback que iban recibiendo de los primeros entrenadores crearon Speed4Lifts, un dispositivo creado por y para entrenadores y atletas, con el objetivo de democratizar el entrenamiento de alta calidad.

En 2019 vieron necesario dar un nuevo enfoque a la identidad corporativa. Necesitaban una marca que se identificara con el espíritu tecnológico y científico que daba validez al proyecto, que enseñase una nueva forma más democratizada de vivir el deporte y mejorar en rendimiento y salud, que mostrase los valores con los que nació la empresa: Conocimiento, perfección y velocidad. 

Y así en 2020 nació VITRUVE. Nuestro nombre nace del neologismo a partir del Hombre de Vitruvio, el estudio de las proporciones ideales del cuerpo humano de Leonardo. El cuerpo humano desde la óptica de la ciencia y la historia. La velocidad como cimiento del camino hacia su perfeccionamiento. Un símbolo universal sobre el cuerpo y su perfección. Donde el conocimiento, la investigación y el cuerpo se encuentran para mejorar.

FINANCIADO POR

GUÍA VBT GRATUITA